Gabriel Silva

Covid19 una mensagem

UNA CADENA DE ORACIONES

Queridas hermanas y hermanas:
Todos nuestros países están afectados por la pandemia del virus COVID19. Algunos han perdido familiares, otros están infectados.
uchos están en cuarentena, incapaces de trabajar, viajar, con pérdida de ingresos, preocupados por sus familiares y amigos. Miedo de los días por venir.
Muchos hermanos y hermanas nuestros también viven con el temor de la amenaza de la plaga de langostas que amenaza a varios países de África.
En este momento tenemos que cuidar a los más frágiles, aquellos que están más solos, ya sean vecinos o familiares, miembros de nuestras comunidades parroquiales, o nuestro edificio, nuestra calle.
En este tiempo de preparación para la Pascua del Señor, muchos no pueden participar y recibir el consuelo de la Eucaristía. Ya sea porque no hay sacerdotes, o porque no pueden moverse, o porque los eucaristias fueron cancelados como medida sanitaria.
Sin embargo, sabemos por fe que Nuestro Señor nunca nos abandona y que Su Madre intercede por nosotros.
Y debemos hacer que todos y cada uno de nuestros hermanos y hermanas sientan que, por distantes que estemos, por aislados que estemos, por ansiosos y recesivos que podamos estar, tenemos confianza en el Señor y en nuestros hermanos / hermanas.

Oremos los unos por los otros. Todos los días.
Como alguien que llama a sus padres o a sus hijos para desearles un buen día o una buena noche y que todo les vaya bien. Una oración de compañía, de presencia solidaria, de afecto. Pues somos todos hermanos en Cristo el Señor y nadie estará solo.

Gabriel Silva
ICLDF Coordinator

Covid19 una mensagemhttps://www.fraternitiesop.com/wp-content/uploads/2019/07/ICLDF-Gabriel-Costa.pnghttps://www.fraternitiesop.com/wp-content/uploads/2019/07/ICLDF-Gabriel-Costa-116x150.pngGabriel SilvaNewsSliderSpanish,
UNA CADENA DE ORACIONES Queridas hermanas y hermanas: Todos nuestros países están afectados por la pandemia del virus COVID19. Algunos han perdido familiares, otros están infectados. uchos están en cuarentena, incapaces de trabajar, viajar, con pérdida de ingresos, preocupados por sus familiares y amigos. Miedo de los días por venir. Muchos hermanos y...
<h4>UNA CADENA DE ORACIONES</h4> Queridas hermanas y hermanas: Todos nuestros países están afectados por la pandemia del virus COVID19. Algunos han perdido familiares, otros están infectados. uchos están en cuarentena, incapaces de trabajar, viajar, con pérdida de ingresos, preocupados por sus familiares y amigos. Miedo de los días por venir. Muchos hermanos y hermanas nuestros también viven con el temor de la amenaza de la plaga de langostas que amenaza a varios países de África. En este momento tenemos que cuidar a los más frágiles, aquellos que están más solos, ya sean vecinos o familiares, miembros de nuestras comunidades parroquiales, o nuestro edificio, nuestra calle. En este tiempo de preparación para la Pascua del Señor, muchos no pueden participar y recibir el consuelo de la Eucaristía. Ya sea porque no hay sacerdotes, o porque no pueden moverse, o porque los eucaristias fueron cancelados como medida sanitaria. Sin embargo, sabemos por fe que Nuestro Señor nunca nos abandona y que Su Madre intercede por nosotros. Y debemos hacer que todos y cada uno de nuestros hermanos y hermanas sientan que, por distantes que estemos, por aislados que estemos, por ansiosos y recesivos que podamos estar, tenemos confianza en el Señor y en nuestros hermanos / hermanas. Oremos los unos por los otros. Todos los días. Como alguien que llama a sus padres o a sus hijos para desearles un buen día o una buena noche y que todo les vaya bien. Una oración de compañía, de presencia solidaria, de afecto. Pues somos todos hermanos en Cristo el Señor y nadie estará solo. Gabriel Silva ICLDF Coordinator

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.